Banner grande margen izquierdo

Banner grande margen derecho

Banner arriba para móviles

Menú superior y redes sociales

Suecia prueba las carreteras eléctricas para camiones


El transporte pesado por carretera es uno de los objetivos más apetitosos a la vez que difíciles para la electrificación. La reducción de costes operativos y de emisiones al aplicar sistemas de propulsión eléctricos chocan con la poca autonomía que ofrecen los sistemas a baterías.

Para tratar de adelantarse a la evolución de la tecnología, en Suecia están probando desde hace un año un tramo de dos kilómetros de carretera que ha sido dotado de una línea suspendida sobre la carretera, que siguiendo el principio de los tranvías, permite a los camiones híbridos poder moverse sin emisiones.

Estos cables se elevan 5.2 metros sobre la carretera, y transportan una tensión de 750V. Un sistema que según sus promotores, supone una solución para que los camiones se puedan mover con cero emisiones en sus desplazamientos.

Suecia no es el único lugar donde se prueba este tipo de soluciones. En Reino Unido y Corea del Sur también exploran esta posibilidad. Pero la diferencia es que lo hacen con un sistema enterrado en la carretera. Una solución con menor impacto visual, pero mucho más costosa frente al sistema de cable.



El sistema se basa en un pantógrafo inteligente que se combina con un sistema de propulsión híbrido. Gracias a unos sensores, el pantógrafo puede conectarse y desconectarse del sistema de catenaria automáticamente a 90 km/h. Los camiones equipados con este sistema podrán circular en modo eléctrico mientras estén en contacto con la catenaria, circulando así en modo cero emisiones. En las autopistas en las que no haya catenaria, los camiones podrán seguir su camino utilizando el sistema híbrido diésel.

Empresas como Scania han comenzado a utilizar este tramo de carretera mediante camiones híbridos. Unos modelos que los responsables del fabricante indican serán al menos dos veces más eficientes que con los motores de combustión interna. Esto significa que no solo se reduce a la mitad el gasto de energía, sino que también reduce la contaminación del aire local.

Un híbrido eléctrico que según Scania, es el primer paso hacia unas flotas formadas en parte por vehículos eléctricos, y que desempeñarán un papel cada vez más importante en el desarrollo del transporte de mercancías sostenible.

Relacionadas | No, los coches eléctricos no emiten más CO2 que los de combustión


Vía | Motherboard

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada