Banner grande margen izquierdo

Banner grande margen derecho

Banner arriba para móviles

Así es como la energía solar mejora la economía de la población keniata


La energía solar está mejorando la forma de hacer negocios en Kenia, en la ciudad de Embu. El ejemplo claro es Violet Karimi una agricultora que ahora puede aprovechar las horas nocturnas para la venta de sus productos, gracias a la llegada de los focos solares a la ciudad. Ahora por las noches puede dejar a sus tres hijos en casa estudiando mediante una linterna de luz solar e irse con su cosecha de frutas y verduras al mercado al aire libre de Embu. 

"Recojo mi cosecha y me dirijo al mercado donde comercializo hasta altas horas de la noche", cuenta la agricultora de 36 años. "Esto es posible porque las luces solares en el mercado y en el resto de la ciudad de Embu se encienden toda la noche". En un buen día, ella dice que puede llegar a ganar unos 30 dólares. Eso es tres veces más de lo que podía ganar durante un día antes de que los focos solares hicieran posible estar más horas trabajando. "Los clientes quieren comprar por la noche porque es cuando salen del trabajo", dijo. "La iluminación solar los ha animado a quedarse y comprar todo el tiempo que quieran."

Las luces solares también tienen otros beneficios. Antes de que llegaran a su aldea, Karimi y sus hijos dependían de linternas de keroseno y velas para iluminar su hogar. Ambas soluciones emiten humos tóxicos y también aumentan el riesgo de incendio. Según Violet las luces del pueblo también la hacen sentir más segura por la noche. Incluso después de trabajar hasta tarde en el mercado, se siente cómoda cogiendo un moto taxi para llegar a casa. "Las calles están bien iluminadas con energía solar y por eso no tengo miedo de viajar de noche porque hay seguridad", dice.

Más personas de Embu han visto beneficios comerciales en la instalación de pequeñas redes solares. Captan la energía mediante placas fotovoltaicas y parte de ella la almacenan en las baterías para su uso en las horas nocturnas, e incluso distribuyen a otros consumidores. Joe Njiru paga 10 dólares al mes a la microempresa solar del condado de Embu, pero gana cinco veces más con su bar. Las ocho bombillas de la barra y la TV vía satélite ayudan a mantener a los clientes conversando, debatiendo sobre la política local y bebiendo su cerveza después de la medianoche.

Hace dos años, pocos clientes se quedaban más de las 8 de la tarde. El bar tenía una conexión de energía a la red nacional, pero había cortes frecuentes de suministro de energía. "Cada noche se producían apagones, porque es cuando las personas con conexiones ilegales interferían con la red mientras trataban de conectarse", dijo Njiru. "Los clientes no podían quedarse mucho tiempo porque temían ser asaltados en su camino a casa".


Njiru dice que los funcionarios de la compañía de energía a veces llegaban y desconectaban su instalación, diciendo que no había pagado su factura mensual. Pero ahora, utiliza un sistema bancario que lo conecta a la microrred local a través de su teléfono móvil y paga online. "Para nosotros, invertir en el proyecto solar es un doble triunfo", dice el gobernador del condado de Embu, Martin Wambora. "La energía solar es más barata de mantener a largo plazo y nos solidariza con el impulso del mundo para una economía verde global".

Por ahora, las microrredes en la zona no almacenan suficiente energía para nada más que luces LED y televisores pequeños. Hay una necesidad de microrredes más extensas para que las empresas de mayor tamaño y por lo tanto mayor consumo eléctrico puedan emprender. "Aquí es donde se debe invertir y apoyar microrredes solares con financiación para que puedan ser capaces de ampliar su generación y capacidad de almacenamiento", dijo Lois Gicheru, director ejecutivo de Solafrique Ltd., una empresa que trabaja con comunidades de África para ayudarles a acceder a la energía eléctrica mediante renovables.

En Kenia, la energía solar no sólo ayuda a las personas a ganar más dinero, sino que también está difundiendo la cultura de las microfinanzas, vital para el desarrollo de las pequeñas empresas. Estos son enormes dividendos de pequeñas inversiones y ayudarán a los kenianos a disfrutar de un nivel de vida más alto, gracias a la energía del Sol.

Fuente | Solarlove

No hay comentarios :

Publicar un comentario