Banner grande margen izquierdo

Banner grande margen derecho

Banner arriba para móviles

Menú superior y redes sociales

Tesla no ofertará la versión sin inversor de la Powerwall 2 en muchos mercados


Una de las principales diferencias entre la Tesla Powerwall 1 y la nueva versión es la posibilidad de incorporar un inversor integrado. En el caso de la primera Powerwall, el usuario tenía que comprar el inversor aparte, pero ahora es posible equiparlo de serie.

Desde un principio, la idea de Tesla ha sido ofrecer su nueva Powerwall 2 en dos versiones diferentes. Una con inversor integrado, y la otra sin inversor. El objetivo de ofrecer la batería en su versión sin inversor no es que el cliente elija su propio inversor (aunque también es uno de los motivos) sino que esa batería sea utilizada en instalaciones en corriente continua, donde el inversor no es necesario.

Para los que no tengan claro todo este tema de corriente continua, alterna, inversor o no inversor, os dejo una pequeña explicación: los paneles fotovoltaicos generan electricidad en corriente continua. Una electricidad que tienes que ser transformada alterna a través del inversor para ser consumida por los diferentes aparatos eléctricos de las viviendas. En caso de no ser consumida instantáneamente, se almacena en la batería en forma de corriente continua. Cuando se quiere consumir desde la batería, la electricidad debe pasar por el inversor.

Con el objetivo de saltarse estas etapas de transformación, hay quien prefiere tener una instalación en corriente continua (aunque son los menos). De esta forma, la electricidad simplemente tiene que ir de los paneles solar al consumo o a la batería, o de la batería al consumo. Un recorrido que se hace siempre en corriente continua. Claro que, para ello, los aparatos eléctricos tiene que ser compatibles con el consumo de corriente continua, algo que no es normal, pero que se puede dar el algunas situaciones. Cuando hablamos de estas baterías, no siempre tenemos que hablar de una instalación en un hogar.

El problema es que la intención de Tesla era vender la batería sin inversor al mismo precio que la que tiene inversor, lo que es realmente un sinsentido. Más teniendo en cuenta de que seguro que no es difícil hacer funcionar la Powerwall 2 con inversor integrado sin utilizar este, simplemente puenteándolo.

Por eso, todo apunta a que Tesla finalmente no ofrecerá esta versión en la mayoría de mercados, o incluso podría llegar a optar por no ofrecerla. Un movimiento que permite simplificar la oferta y que tampoco rebaja la polivalencia de la batería.

Relacionadas | Después de algunos retrasos, la batería Tesla Powerwall 2 ya está lista para las primeras entregas

Fuente | Cleantechnica 

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada