Banner grande margen izquierdo

Banner grande margen derecho

Banner arriba para móviles

Coches eléctricos de segunda mano: ¿Se devalúan más o menos que los de combustión?


Comprar un coche de segunda mano puede ser una gran opción para aquellas personas que no pueden o no quieren gastarse tanto dinero en un coche nuevo. Lo cierto es que en nuestro país, las ventas de coches usados está al alza, con un crecimiento del 30,7% entre enero y marzo de 2017, impulsado principalmente por los vehículos seminuevos de menos de 3 años.

El fin de los Planes PIVE que han estado impulsando las ventas de la industria en los últimos años ha hecho que el mercado de los seminuevos haya vuelto a ser muy atractivo. Y es que si uno busca como es debido, es muy posible que encuentre lo que necesita en el mercado de segunda mano a buen precio y en buenas condiciones, gracias a una oferta muy amplia. Una forma de ahorrarse una buena cifra respecto a comprar un coche recién salido de fábrica.

Todo esto encaja muy bien cuando hablamos del mercado de coches de combustión tradicionales. Sin embargo, cuando analizamos el mercado de coches eléctricos de segunda mano, la cosa cambia.

El mercado del coche eléctrico todavía no es un mercado maduro en nuestro país. A pesar de que las ventas están creciendo de forma firme, aún no alcanzan volúmenes significativos en cuanto a penetración en el mercado. Si a eso le sumamos que la tecnología avanza a pasos agigantados y que en apenas 5 años podemos ver coches que prácticamente doblan la autonomía de sus predecesores, el método tradicional para calcular el valor venal de un coche empieza a no ser eficaz.

En el mercado de coches eléctricos de segunda mano es frecuente encontrarse con ofertas realmente atractivas fruto del avance de la tecnología. Pongamos un ejemplo: en Nissan LEAF llegó a España en el año 2011, con una batería de 24 kWh y una autonomía homologada en el ciclo NEDC de 175 kilómetros. Ahora, en enero de 2018 llegará el nuevo LEAF con 378 kilómetros de autonomía homologada, más equipamiento y un precio similar. Por eso, es posible encontrar unidades de hace unos años con precios realmente atractivos de entre 12.000-16.000 euros.

También están entrando en el mercado de ocasión muchas unidades de flotas que, después de terminar su servicio como renting o leasing, regresan al mercado convirtiéndose en una oportunidad muy interesante para aquellos que no busquen lo último de lo último, pero si quieran acceder a un precio mucho más popular.

Muchas veces, estas unidades son de propietarios que después de haber comprado su primer coche eléctrico y tener una experiencia satisfactoria con él, deciden lanzarse a la comprar de una unidad de nueva generación, poniendo en el mercado de segunda mano el anterior. Normalmente son coches con menos de 5-6 años de vida -eléctricos de primera generación- que están en buen estado y aún tienen mucha vida por delante.

Es cierto que estos tienen una autonomía limitada, pero la clave reside en las necesidades diarias de cada uno. Hay que tener en cuenta que el español medio apenas llega a los 10.000 kilómetros recorridos en coche anualmente. Una cifra que se traduce en apenas 27 kilómetros diarios, más que de sobra para realizarlos con coches eléctricos de primera generación.

No hay comentarios :

Publicar un comentario