Banner grande margen izquierdo

Banner grande margen derecho

Banner arriba para móviles

Escocia como ejemplo de transición hacia las energías renovables

Puesta Del Sol, Sun, Windräder, Nubes
La Asamblea de los Ciudadanos escoceses se ha reunido este mes con el propósito de fijar el objetivo de que Escocia generare toda su electricidad a partir de fuentes renovables para 2020.

Bajo la presidencia de la Sra. Juez Mary Laffoy, los 99 miembros de la asamblea, reunidos en Malahide, Dublín, han estado varias semanas debatiendo sobre cómo se puede hacer de Irlanda un líder en la lucha contra el cambio climático.

Y es que Escocia ha alcanzado sus objetivos de emisiones para 2020 cinco años antes de lo previsto y en los últimos 15 años ha pasado del 10% al 60% de su consumo de electricidad procedente de fuentes renovables. Por lo que en cuanto a apuesta por las energías renovables se refiere tienen mucho que contar.

Según el profesor Andy Kerr, director del Centro de Innovación del Carbón de Edimburgo (ECCI), los miembros de la asamblea escocesa se han fijado los objetivos más ambiciosos posibles en materia de energías renovables. Por ejemplo, en lugar del objetivo del Reino Unido de reducir las emisiones de CO2 en un 32% con respecto a 1990, el Partido Nacionalista Escocés (SNP) estableció un objetivo del 42%.

"El cambio a las energías renovables se ha logrado sin impactos perjudiciales en la economía escocesa y ahora es posible no tener que elegir entre el medio ambiente y la economía".

Y añadió: "la "envidiable reputación" de Escocia en la cuestión del cambio climático se ha logrado con el apoyo de todos los partidos políticos. La Asamblea Escocesa votó unánimemente en 2009 a favor del objetivo más elevado de una reducción del 42% en los niveles de CO2 para 2020".

El público en general también ha mostrado su apoyo a la iniciativa en las recientes encuestas que indican que el 75% de la población apoya las medidas para frenar el cambio climático.

También comentó que Escocia había sido muy hábil a la hora de tratar con los contrarios a la construción de los parques eólicos con subvenciones a las comunidades locales, lo que les permitió continuar en el desarrollo de los proyectos.

A parte de la reducción de los niveles de CO2, el gobierno escocés estableció en 2009 el objetivo de tener 500 MW de instalaciones de generación de energía limpia de propiedad estatal en toda Escocia para 2020, pero ya ha sido superado. Así que ahora ha ampliado este objetivo a 1GW para el mismo periodo de tiempo.


En la asamblea también se hablo del caso de Dinamarca, y de cómo ha llegado a ser junto con Japón, el país con mayor eficiencia energética del mundo.

El caso de Dinamarca y su gran eficiencia


Actualmente en Dinamarca la mitad de la electricidad se genera a partir de fuentes de energía renovable. Desde 1990, la intensidad de CO2 de la industria danesa ha disminuido en más de la mitad y la intensidad energética (la cantidad de energía consumida por la industria) ha disminuido en un tercio.

Actualmente el 30% de toda la energía que se consume en Dinamarca procede de fuentes de energía renovable.

La Sra. Hedegaard, ex ministra danesa del clima, comentó en la asamblea, que la presunción de que las fuentes de energía renovables serían más caras que el petróleo o el gas no ha llegado a producirse. Es más, los precios de la energía en Dinamarca se sitúan en torno a la media europea, tanto para las industrias como para los hogares.

Además, en Dinamarca se han creado 60.000 puestos de trabajo en empresas de tecnologías limpias, un número significativo en un país de cinco millones de personas.

La Sra. Hedegaard añadió que la tributación es crucial para cambiar el comportamiento energético. Y finalizó su discurso comentando que la única cosa que Irlanda podría aprender de la experiencia danesa es garantizar que los sucesivos gobiernos de cualquier ideología política continúen aplicando una misma política de lucha contra el cambio climático.

Fuente | Irishtimes

No hay comentarios :

Publicar un comentario