Banner grande margen izquierdo

Banner grande margen derecho

Banner arriba para móviles

Menú superior y redes sociales

Probamos un cargador solar portátil de dispositivos electrónicos


Seguro que muchas veces has echado de menos una batería externa, o algo que te permita extender la autonomía de tus dispositivos electrónicos. Pero incluso con una batería, esta llegará antes o después al final de su carga, y dejará de ser de ayuda. Para aquellos que necesiten algo diferente existen los cargadores solares.

Al contrario de lo que puedan pensar muchos, no hablamos ni de ciencia ficción, ni de cacharros inútiles para engañar a la gente. No. Hablamos de unos dispositivos funcionales, que te permitirán recargar las baterías con la ayuda del sol, y además tienen un precio mucho más barato de lo que podríamos pensar.

Para comprobarlo hemos comprado un modelo de 7W, que nos cuesta apenas 20 euros con los gastos de envío incluidos. Este llega en una presentación sencilla. A primera vista parece un pequeño bolso, con unas medidas de 40 centímetros de ancho, y 19 de alto, lo que nos permite guardarlo sin problemas.

Su exterior está formado por tela, y encontramos incluso un bolsillo. Una vez abierto, podemos encontrar dos pequeños paneles solares de 3.5W cada uno, que gracias a su capacidad de plegarse, podremos orientar de una forma más sencilla.

Del interior del panel sale una toma USB hembra. Desde aquí podemos conectar prácticamente cualquier dispositivo que recargar mediante USB. Además del móvil, hemos probado con una batería externa, con una tablet, y con un smartwatch. En todos los casos, la recarga ha funcionado.


Hemos probado a realizar una recarga de un móvil dotado de una batería de 2.000 mAh con el panel solar. El día es un factor muy importante en este aspecto, y el que hemos seleccionado para la prueba, alternaba nubes y claros. Por supuesto, cuando más sol, tendremos una recarga más rápida. También a tener en cuenta la orientación del propio panel.

Hemos conectado el teléfono al 50% de batería. 3 horas y 40 minutos después, el móvil había logrado alcanzar el 100% de carga, por lo que en estas condiciones, una recarga completa usando sólo la energía del sol, necesitaría entre 6 y 7 horas, repetimos, según la radiación solar.

Esto quiere decir que si es posible recargar un móvil con un panel solar. Una alternativa indicada si nos vamos a mover por una zona donde no podamos acceder a una fuente de alimentación, o simplemente si vamos a ir a la playa y no queremos quedarnos sin carga en plena faena. Y como vemos, es una salida USB por lo que podremos recargar prácticamente cualquier dispositivo que utilice este sistema para recargar sus baterías.


Y todo como hemos dicho, por unos 20 euros con los gastos de envío incluidos. Pero la oferta es muy amplia, con modelos que llegan a los 21W, y otros que además de panel solar, llevan incorporada una batería.

En cuanto al tema de la durabilidad, nuestra unidad tiene a su espalda un duro verano donde ha sido usado en la playa. Un escenario donde la arena y el movimiento en las bolsas de la playa ponen a prueba su integridad, y que de momento ha superado sin mayores problemas.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada