Banner grande margen izquierdo

Banner grande margen derecho

Banner arriba para móviles

Francia apuesta por las renovables y obtiene la aprobación para desarrollar 17 GW


La Comisión Europea ha aprobado la solicitud para desarrollar tres proyectos en Francia que están destinados a apoyar el desarrollo de más de 17 gigavatios de capacidad de energía renovable. 

La Comisión Europea, órgano legislativo de la Unión Europea, aprobó el 5 de mayo los tres proyectos independientes para desarrollar instalaciones a pequeña escala de energía eólica onshore, energía solar e instalaciones de gas de aguas residuales.

El proyecto de energía eólica tendrá un presupuesto provisional de 1.000 millones de euros al año e intentará conseguir 15 GW de capacidad adicional en los próximos 10 años. Los proyectos están previstos para ser instalaciones pequeñas, obteniendo éstas una prima superior a la del precio de mercado. Los parques eólicos no pueden tener más de 6 turbinas y prestando apoyo a los operadores de pequeñas instalaciones e el límite de potencia por turbina es de 3 MW.

El segundo proyecto es un proyecto que apoya las pequeñas instalaciones fotovoltaicas solares de menos de 100 kilovatios en los techos de los edificios. Dichas instalaciones recibirán una tarifa garantizada durante 20 años, con una remuneración que varía según el tamaño de la instalación y el modelo de negocio en uso, ya sea inyectando toda la electricidad de nuevo a la red o consumiendo parte de ella. Se espera que este proyecto permita hasta 2,1 GW de energía solar de pequeña escala.

El tercer y último plan aprobado es un proyecto de gas a partir de aguas residuales, que podría llegar hasta los 160 MW en instalaciones, las cuales serán de menos de 1 MW de capacidad. El programa estará abierto a instalaciones más grandes, pero se espera que el apoyo se preste principalmente a instalaciones de pequeña escala, como en los dos anteriores. Las instalaciones de 500 kilovatios o más recibirán apoyo en forma de una prima superior al precio de mercado durante 20 años, mientras que las instalaciones de menos de 500 kilovatios recibirán una tarifa de alimentación durante 20 años.

Estos tres proyectos son una clara apuesta de Francia por la diversificación de sus fuentes de energía, complementando así su gran parque nuclear con renovables y reduciendo el uso de combustibles fósiles.

Si quieres leer más noticias sobre energías renovables, no te olvides de seguirnos en Twitter o darle me gusta a nuestra página de Facebook.

Fuente | pv magazine

No hay comentarios :

Publicar un comentario