Banner grande margen izquierdo

Banner grande margen derecho

Banner arriba para móviles

La etiqueta energética de los electrodomésticos te puede hacer ahorrar mucho dinero. Aprende a interpretarlas



Los electrodomésticos son los culpables de buena parte del consumo eléctrico de nuestras viviendas, teniendo una repercusión importante en nuestra factura de la luz. Por eso, antes de dar el paso y comprar un electrodoméstico hay que tener en cuenta su etiqueta energética y saber interpretarla.

La etiqueta energética de los electrodomésticos se compone principalmente de pictogramas, para facilitar la comprensión a simple vista por parte del consumidor y que el idioma de cada país no suponga una barrera. Una etiqueta que tiene como objetivo ser entendida incluso por aquellos que no son expertos en energía.

Lo que está claro es que una buena calificación el los electrodomésticos según su consumo energético permite que los consumidores elijan mejor, lo que conlleva un ahorro energético y por consiguiente en la factura eléctrica.

En la foto puedes ver una etiqueta energética para electrodomésticos con sus diferentes apartados.


1. Tipo de aparato

2. Modelo

3. Clases de eficiencia energética

4. Clase de eficiencia energética

5. Consumo de energía en kWh

6. Información detallada

7. Nombre de la reglamentación


La calidad de eficiencia energética de los electrodomésticos aparecen en las etiquetas mediante una letra, y estas se completan mediante los signos más (+) y menos (-).

En la parte inferior tenemos la etiqueta D, que corresponde al consumo de referencia y va subiendo hasta la etiqueta A, mejorando el consumo. La mejor calificación, en cambio, es la del A +++, aparecida después de la paulatina mejora de los electrodomésticos en los últimos años. Como se puede comprobar también están clasificadas con colores, desde el verde oscuro (A) hasta el rojo (D). Hasta 2011, era posible encontrar modelos menos eficientes de clase E, G y F, pero ya han sido retirados del mercado debido a su alto consumo.

Aprende a interpretar la etiqueta energética de los electrodomésticos

Para determinar la clase energética de cada electrodoméstico se sigue la normativa europea. Se calcula el Índice de Eficiencia Energética (IEE) con unos ensayos aplicados a cada tipo de electrodoméstico, que determinan el consumo en función de determinadas variables de uso.

El problema es que estos resultados por si solos no son nada útiles. Por eso, se aplica la siguiente aproximación: para cada tipo de electrodoméstico se aplica un consumo anual de referencia, y según el función de porcentaje de ahorro energético respecto a ese caso se le asigna una letra u otra.

En la siguiente tabla, vemos cuatro tipos de electrodomésticos (los que más consumen del hogar) y su etiqueta energética asignada según su consumo.


Aun así, hay que tener en cuenta que la tabla es orientativa, ya que el Índice de Eficiencia Energética además del consumo, tienen en cuenta otras variables como el tamaño del electrodoméstico y otras cosas más.

Pero, ¿merece la pena comprar electrodomésticos de la clase energética más alta? La verdad es que optar por este tipo de electrodomésticos sí que puede suponer un ahorro importante en consumo de luz y agua, y sobretodo para aquellos que tengan contratada una tarifa de electricidad con discriminación horaria.

El ahorro compensa en la mayoría de los casos el sobrecoste que supone comprar un electrodoméstico más eficiente, y que además suele ser de mejor calidad. Escogiendo el ejemplo de la nevera, en la próxima tabla, se puede ver lo que ahorramos con cada clase respecto al caso base (etiqueta D):


La etiqueta energética también ayuda a reducir el impacto medioambiental. Cada vez son más los electrodomésticos y dispositivos que conectamos a la red eléctrica, y como consecuencia en los últimos años el ser humano ha duplicado el consumo energético, y se estima que se triplicará para 2055. Escogiendo electrodomésticos más eficientes se optimiza el consumo energía de nuestra casa y lo que los hace ayudar al planeta.

 Relacionadas | Algunos consejos para ahorrar en tu factura de la luz

No hay comentarios :

Publicar un comentario