Banner grande margen izquierdo

Banner grande margen derecho

Banner arriba para móviles

Finaliza la construcción del aerogenerador más alto del mundo en Alemania



El avance tecnológico está haciendo que la industria eólica se dirija hacia aerogeneradores cada vez más grandes. Se hace con el objetivo de reducir costes a la vez que se genera más energía aprovechando mejor los emplazamientos con mayor recurso eólico.

La cantidad de energía que puede captar un aerogenerador depende de su área de barrido, que a la vez depende del diámetro de su rotor y la longitud de sus palas. Para poder hacer un rotor con un diámetro muy grande es necesario que la torre del aerogenerador también sea muy alta. Sino, las palas tocarían con el suelo.

Ese es uno de los motivos por los cuales cada vez vemos aerogeneradores más y más altos: poder utilizar palas de mayor tamaño. Sin embargo, ese no es el único motivo, ya que lo común es que un mismo rotor pueda ir equipado en torres de alturas y materiales diferentes.

El otro motivo por el que se hacen aerogeneradores más altos es el viento. A una mayor altura el recurso eólico también es mayor, por lo que una torre más alta también aumenta la producción. Se estima que por cada metro de incremento en la altura de un aerogenerador el total de energía producido aumenta entre un 0,5% y un 1% debido a una menor turbulencia y una velocidad de viento más alta.

El aerogenerador más alto del mundo tiene una torre de 178 metros

La empresa alemana Max Bögl Wind AG ha finalizado recientemente la construcción del aerogenerador más alto del mundo. La góndola o "nacelle" de la turbina tiene una altura de 178 m y la altura total de la punta de pala es de 246,5 m. Para que os hagáis una idea, La Torre de Cristal -el edificio más alto de Madrid-  tiene 249 metros de altura y la Torre Eiffel 300 metros.

El aerogenerador está ubicado en Gaildorf, Alemania, y forma parte de un proyecto que combina el almacenamiento mediante bombeo con energía eólica, donde habrá otros cuatro aerogeneradores iguales con alturas de torre que van desde 155 hasta 178 metros. Tiene un presupuesto de 81 millones de euros y se espera que genere unos ingresos de 6,5 millones anuales.

La potencia nominal de cada uno de los aerogeneradores es de 3,4 MW y son del fabricante General Electric. Se espera que el factor de capacidad del parque sea del 34,4% con una generación anual de unos 10.500 MWh anuales para cada una de las máquinas

Como os podéis imaginar, la construcción de un aerogenerador de estas características no es precisamente sencilla, como se puede comprobar en estas imágenes.







Estos aerogeneradores forman parte de un proyecto piloto que cuenta con almacenamiento mediante bombeo. Cada uno de los aerogeneradores tiene en su parte baja un depósito que sirve para almacenar agua procedente de una balsa ubicada 200 metros por debajo. En momentos con mucha producción o excedentes, se puede utilizar la energía producida por los aerogeneradores para bombear ese agua, almacenándola en los depósitos. Ese agua almacenada puede luego ser bombeada para generar electricidad.

La central de bombeo puede pasar de consumir electricidad para bombear agua a generar electricidad en apenas 30 segundos. Un tiempo de respuesta perfecto para trabajar regulando la red eléctrica. Además, el sistema tiene una capacidad de almacenamiento de unos 70 MWh.



Lo cierto es que la carrera por hacer cada vez aerogeneradores más altos sigue adelante. El fabricante Vestas está preparando la instalación de un prototipo de 241 metros de altura, y lo hará sin la ventaja que supone el depósito de agua en esta ocasión, que hace ganar 40 metros.

Max Bögl Wind AG es una empresa especializada en la construcción de algunas de las turbinas más altas del mundo. Más información aquí.

Relacionadas:

No hay comentarios :

Publicar un comentario