Banner grande margen izquierdo

Banner grande margen derecho

Banner arriba para móviles

Menú superior y redes sociales

Berlín vota por desengancharse de las energías fósiles


El ayuntamiento de Berlín acaba de completar una votación para retirar sus inversiones de compañías de petróleo, carbón y gas. Un movimiento que se extiende por otras muchas capitales europeas entre las que además de Berlín, encontramos urbes como Estocolmo, París, Copenhague y Oslo que se han posicionado en su rechazo público a la industria de los combustibles fósiles.

La Cámara de Representantes de Berlín ha redactado una lista negra de inversiones en empresas que sean incompatibles con el objetivo de la capital alemana de convertirse en neutral a nivel de emisiones para el año 2050. La nueva política de inversión impedirá que las compañías relacionadas con el carbón, petróleo y gas puedan acceder al fondo de inversión de 750 millones de euros de la ciudad.

Según Christoph Meyer, que ha estado haciendo campaña a favor de esta nueva política ha declarado:

"La decisión de Berlín de crear una lista negra de compañías de combustibles fósiles es la última victoria para el movimiento de desinversión, que sirve para eliminar la licencia social que disfrutan las empresas cuyo modelo de negocio nos empuja hacia una catástrofe climática. Vamos a mantener una estrecha vigilancia sobre la administración para asegurarnos de que se mantiene el compromiso de hoy e instar a la ciudad para tomar ahora medidas rápidas para romper su dependencia de la energía del carbón ".

Este histórico triunfo se produce después de una dura campaña de dos años por parte de la organización Fossil Free Berlin, que se negó a aceptar su ciudad continuase beneficiando a las empresas que destruyen el clima.



Después de meses de retrasos, los legisladores de Berlín finalmente votaron para empezar el camino hacia una red libre de fuentes de energía contaminantes. La administración financiera de la ciudad ahora está buscando expertos que les ayuden a excluir a las empresas que extraen o generan energía a partir de combustibles fósiles o nucleares. Esperan poder iniciar la desinversión en enero de 2017.

La decisión de hoy muestra que la perseverancia da sus frutos. Fossil Free Berlin utiliza tácticas creativas ejemplares, como la acción simbólica de derribar el muro de los combustibles fósiles de Berlín, pasando por las llamativas proyecciones sobre el edificio del ayuntamiento de la capital alemana, hasta enormes marchas por el centro de Berlín para pedir la desinversión.

Una victoria que supone un nuevo ejemplo de que con voluntad política, y algo de presión social, es posible desengarchanrse de las fuentes de energías sucias, que llevan décadas beneficiándose de los presupuestos públicos.

Fuente | Gofossilfree

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada