Banner grande margen izquierdo

Banner grande margen derecho

Banner arriba para móviles

Menú superior y redes sociales

Porsche planea fabricar 20.000 unidades del Mission-e cada año


En los últimos meses hemos sido testigos de una interesante evolución en cuanto a las propuestas de los grandes fabricantes dentro del sector del coche eléctrico. Hemos visto como pasaban de un escenario donde lo contemplaban como algo futuro, a uno en la que se están preparando para la fabricación en masa. Es el caso de Porsche.

El fabricante alemán ha confirmado mediante su director ejecutivo,  Oliver Blume, que su primera propuesta en el sector del coche eléctrico, el Porsche Mission-e, llegará a finales de 2019 y lo hará con una estimación productiva de 20.000 unidades al año.

Esta cifra es bastante más ambiciosa de lo esperado en un primer momento. Por supuesto, falta saber en que plano temporal habla Porsche, si una producción anual desde el momento del lanzamiento, o que alcanzará más adelante.

Pero como decimos, es una cifra bastante optimista que supondría por si sólo el 9% de la producción anual de Porsche, y superaría por ejemplo, a la lograda por el Panamera, que en 2015 alcanzó una cifra de producción de 15.000 unidades.

Para conseguirlo Porsche lanzará una berlina eléctrica con una propuesta bastante completa. El Mission E tiene una autonomía de 500 kilómetros con cada carga. De aceleración tampoco va nada mal, ya que será capaz de hacer el 0-100 km/h en una marca inferior a los 3,5 segundos gracias a los 608 CV que proporcionan sus dos motores eléctricos. El 0-200 km/h se queda en un tiempo inferior a los 12 segundos. Unas prestaciones dignas de un superdeportivo.


Otra de las características más importantes del Porsche Mission E Concept que nunca ha sido vista en un coche eléctrico es el tiempo de recarga. Porsche asegura que el tiempo de recarga podrá disminuir hasta los 15 minutos para recargar el 80% de la batería, gracias al sistema Porsche Turbo Charging.

Faltan todavía por conocer muchos detalles, como un diseño final que según Porsche, no se diferenciará demasiado de lo visto en el prototipo, o el precio de un modelo que servirá para romper la política tradicionalista de un fabricante icónico dentro de la industria automovilística.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada