Banner grande margen izquierdo

Banner grande margen derecho

Banner arriba para móviles

El curioso caso de California. Pagar a otros para que consuman tu energía solar


El boom solar de California está siendo de tal magnitud que, aunque parezca mentira, los operadores del sistema eléctrico están pagando a los estados vecinos para absorber la producción solar excedente.

Los motivos detrás de este desconcertante problema se deben en gran parte a la caída del coste de la energía solar, los principales actores energéticos del estado y la lucha por encontrar la mejor manera de incorporar a la red eléctrica una fuente de energía limpia que se ha ido descentralizando con el paso del tiempo.

"El problema no es de las renovables, sino la política renovable del estado", dijo Gary Ackerman, presidente del Western Power Trading Forum, una asociación de productores independientes de energía. "Estamos limitando la producción de esa energía renovable en los meses de verano y en primavera, tenemos que darle dinero a la gente para quitarla de nuestras manos".

Desde 2010 la producción solar en California de las empresas eléctricas ha aumentado desde un escaso 0,05% a más de un 10% hoy en día. Esto se ha juntado con un increíble crecimiento de las instalaciones sobre los tejados de las viviendas y empresas californianas, generando problemas en el sistema eléctrico. Y es que cuando hay demasiada electricidad excedente en la red y coincide que la demanda es baja, se pueden sobrecargar las líneas de transmisión y provocar apagones. Para compensar esto, California tiene que descargar su exceso de electricidad en los estados vecinos como Nevada y Arizona. Pero lo que puede parecer una bendición, no siempre lo es.


Pagar por "regalar" tu energía solar

"La sobreoferta hace que los precios caigan, incluso por debajo de cero", explica Ivan Penn para el LA Times. "Esto ocurre porque Arizona tiene que recortar sus propias fuentes de electricidad para tomar la electricidad procedente de California cuando realmente no lo necesita, lo cual puede costar dinero. Por lo tanto, Arizona usará el poder de California en momentos como éste solo si tiene un incentivo económico''.

En el primer trimestre de 2017, California gastó millones pagando a las empresas de Arizona para que consumiesen su exceso solar. Sólo en marzo, hubo 14 días en los que el estado exportó parte de su producción solar, incluyendo un período récord el 11 de marzo, en el cual el 40% de la electricidad del estado provenía de la generación solar a escala comercial.

Sin embargo, este llamado "precio negativo" se alivia durante los meses de verano, cuando la demanda de electricidad por parte de los consumidores aumenta en más de un 50%. Eso sí, de no solucionarse el problema,  Penn informa que la tendencia del número de estos pagos sólo aumentará en los próximos años.

La solución más inmediata para las empresas que trabajan para paliar el impacto de la energía solar es disminuir la producción con otras centrales. Pero a veces puede ser mucho más fácil reducir la producción de una planta solar que iniciar y detener una planta de gas natural.

Sin embargo, a diferencia de las centrales eléctricas tradicionales, las empresas eléctricas no tienen control sobre los cientos de miles de proyectos instalados en los tejados distribuidos por todo el estado. Estos sistemas privados siguen inundando la red con energía limpia, sin importarles cómo van a redistribuir los operadores y las grandes centrales la demanda eléctrica.


El almacenamiento, la solución perfecta y con mucho futuro

Una solución tecnológica que se beneficia de todo esto es la industria del almacenamiento de energía. En 2013, y de nuevo en 2016, el estado aprobó una ley que obligaba a las tres empresas eléctricas estatales  a adquirir cerca de 2.000 megavatios (MW) de almacenamiento de energía para 2024. Además, California también ha reservado casi 500 millones de dólares en incentivos para el despliegue de almacenamiento proveniente de iniciativas privadas.

"Tenía expectativas relativamente escasas para la industria de baterías antes de 2020", dijo a NY Times Michael J. Picker, presidente de la Comisión de Servicios Públicos de California. "Una vez más, la tecnología está claramente moviéndose más rápido de lo que nosotros podemos regular ".

Sólo en los últimos seis meses, California ha agregado 77 MW de potencia de almacenamiento de baterías, incluyendo una planta de 20 MW al este de Los Ángeles que fue instalada por Tesla en sólo tres meses.

Usando el almacenamiento de energía para recortar los picos de energía solar, especialmente para su uso de noche, California espera utilizar su problema de excedentes para reforzar su posición como líder en energías renovables y ahora, también en almacenamiento eléctrico. El estado es tan optimista que recientemente introdujo una nueva legislación estableciendo un objetivo de 100% de energía eléctrica a partir de fuentes de energía renovables a finales de 2045.

"La experiencia de California durante la última década da ejemplo de que podemos expandir  las energías energías renovables, al tiempo que también crece nuestra economía y crea puestos de trabajo", declaró el Senador de California, Kevin de León. "Esta medida asegurará que California continúe siendo la superpotencia de energía limpia del mundo y que lideremos a la nación para enfrentar la amenaza del cambio climático".

Fuente | mnn

No hay comentarios :

Publicar un comentario