Banner grande margen izquierdo

Banner grande margen derecho

Banner arriba para móviles

La industria del carbón de los Estados Unidos sigue recortando puestos de trabajo



No son buenos tiempos para la industria del carbón en Estados Unidos. Ya se preveía que la industria iba a continuar con su descenso de actividad general, yendo a acompañada de la mano con la volatilidad del empleo y del mercado.

Y así ha sido. En el primer trimestre de este año, los empleos de la industria del carbón disminuyeron en 1.266 trabajadores de acuerdo con los datos de empleo del gobierno. Esto contrasta con los datos del último trimestre de 2016,  cuando habían aumentado en más de 2.000 personas.

De hecho, la investigación de IEEFA indica que la mala gestión de un sector decreciente continuará e incluso los empleos estables seguirán en riesgo.

Dando una mirada cercana a los datos de empleo plantea preguntas, pero también proporciona respuestas claras.

¿Cuántos empleos de minería del carbón hay en los Estados Unidos?

Este dato depende principalmente de la fuente consultada. Según la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS), había 51.000 empleados de la minería de carbón en los Estados Unidos el pasado mayo.

En cambio, la Administración de Seguridad y Salud Minera (MSHA) , dice que el promedio de empleados en la minería del carbón en los Estados Unidos fue de 73.792 durante el primer trimestre de 2017. La MSHA cuenta con un número de 52.734 empleados de los operadores de minas de carbón en el primer trimestre. El número medio de empleados de los contratistas de minas de carbón durante el mismo período fue de 21.058.

¿Por qué estos dos números son diferentes?

La MSHA incluye a los trabajadores mineros en las nóminas de las empresas operadoras de minas y, por separado, a los trabajadores subcontratados. Los trabajadores subcontratados son empleados de una empresa que no sea el operador de la mina.

El término "minero de carbón" incluye a las personas que trabajan en las minas pero no son mineros de carbón. Incluyen camioneros, mecánicos y trabajadores de oficina que trabajan en la mina y que son contados tanto por el BLS como por MSHA como mineros de carbón.

¿Por qué las dos agencias recopilan datos de manera diferente?

La BLS obtiene sus datos principalmente a través de encuestas mensuales de empresas, agencias gubernamentales e individuos. Una de ellas es la encuesta nacional de Estadísticas Actuales de Empleo, la cual pregunta a cerca de 150,000 negocios y agencias sobre empleos y salarios, y luego utiliza esta información para estimar cuántas personas están trabajando en cientos de categorías de empleo en todo el país.

En la MSHA, bajo la Ley de Minas, todos los operadores de minas deben presentar informes sobre accidentes, lesiones, empleo y producción, entre otras cosas. Los información de empleo minero de carbón de la MSHA es mucho más completa y detallada que la de BLS.

Las dos agencias también informan sobre el empleo a intervalos diferentes. El BLS publica datos mensuales, mientras que la MSHA informa promedios trimestrales.

¿Qué muestran las tendencias a largo plazo?

En los últimos cinco años, el número de trabajos de minería de carbón en los Estados Unidos ha disminuido drásticamente, aunque se ha estabilizado e incluso se ha incrementado ligeramente recientemente.

La MSHA informa que el número medio de trabajadores ha disminuido desde los 130.000 en 2012 a menos de 75.000 actualmente. Tanto el MSHA como el BLS muestran que los empleos atribuidos directamente a las nóminas de los operadores mineros han disminuido de unos 90.000 en 2012 a unos 50.000 recientemente.

¿Qué muestran las tendencias más recientes?

A lo largo de 2016, el número medio de empleados de la industria del carbón en los Estados Unidos, según MSHA, fue de 75.600. Ese número subió en el primer trimestre de 2016 y cayó a finales del tercer trimestre para, finalmente, terminar recuperándose en el cuarto y acercándose de nuevo a los 75.000.

En el primer trimestre de 2017, sin embargo, cayó a hasta los 73.792, sufriendo una disminución de 1.106 puestos de trabajo.

¿Qué es probable que suceda después?

 La industria del carbón de los Estados Unidos seguirá disminuyendo, y continuará destruyendo empleos, lo que pone a las comunidades que dependen de la actividad económica en la posición de tener que gestionar una difícil transición.

La manera prudente de avanzar es reconocer el cambio ahora y planificarlo inmediatamente. Una historia que nos puede recordar al caso de la minería española, donde también es necesario un plan de transición y de reindustrialización de las zonas mineras antes de que sea demasiado tarde.

Fuente | ieefa

Relacionadas | Las emisiones procedentes de carbón disminuyeron un 11% en Europa en 2016

No hay comentarios :

Publicar un comentario