Banner grande margen izquierdo

Banner grande margen derecho

Banner arriba para móviles

Estos bloques de cristal generan electricidad a la vez que dejan pasar la luz al interior de los edificios



Investigadores de la Universidad de Exeter en el Reino Unido han creado bloques de cristal incrustados de células solares, que además de generar electricidad, permiten la entrada de luz natural y proporcionan aislamiento térmico.

Sólo unos meses después del debut de las tejas solares de Tesla, que ya han comenzado a instalarse en las casas de sus empleados, un grupo de investigadores de la Universidad de Exeter han encontrado otra solución BIPV (energía solar fotovoltaica integrada en edificios) : un bloque de cristal que puede ser incorporado en la fachada de un edificio, reemplazando el ladrillo tradicional y el mortero, y que está diseñado para recoger la energía solar y convertirla en electricidad.

El bloque, llamado Solar Squared, tiene óptica inteligente que enfoca la radiación solar entrante en pequeñas células solares, aumentando la energía total generada por cada célula solar. La electricidad generada de esta manera está entonces disponible para alimentar el edificio, ser almacenada o utilizada para cargar vehículos eléctricos.

Los investigadores creen que, además de alimentar el edificio, mientras que permite una mayor cantidad de luz, sus bloques proporcionan aislamiento térmico mejorado.

Solar Squared se ha separado de la Universidad como una empresa independiente llamada Build Solar, que ahora está buscando fomentar la inversión en su tecnología pendiente de patente para llevar a cabo pruebas comerciales, y luego pretende llevarlo al mercado en 2018.

"BIPV es una industria en crecimiento con una tasa de crecimiento anual del 16%. La creación de una empresa, que puede atender a este creciente mercado será beneficioso para la economía del Reino Unido a largo plazo ", dijo el Dr. Hasan Baig, fundador de Build Solar y Investigador del Instituto de Medio Ambiente y Sustentabilidad de la Universidad de Exeter.

Según un estudio reciente del consultor independiente de energía Andris Bankovskis, que examina el despliegue del BIPV en todo el Reino Unido, la generación de energía de forma doméstica podrían reducir el consumo de energía en más del 60%, ahorrando más de 600 libras al año.

Fuente | PV-Magazine

No hay comentarios :

Publicar un comentario