Banner grande margen izquierdo

Banner grande margen derecho

Banner arriba para móviles

Menú superior y redes sociales

Comienza a resurgir la industria fotovoltaica en España



Hubo un tiempo en el que España era líder en el sector fotovoltaico, con una industria muy prometedora y un gobierno favorecedor. Sin embargo, la industria China llegó pisando fuerte. Eran tan baratos los paneles fotovoltaicos comercializados por el gigante asiático que consiguió finalmente "comerle la tostada" a España.

Desde entonces el sector fotovoltaico ha estado en stand by, de lo cual es muy culpable el gobierno, que se ha dedicado a poner trabas al aprovechamiento del sol, lo que finalmente ha supuesto la ralentización de su desarrollo. Hoy por hoy sabemos que a peor no podemos ir. La situación solo puede mejorar. Y de esto se han dado cuenta algunos empresarios. Se están atreviendo a instalar industria fotovoltaica en España, tecnológica y competitiva en precios. Por el momento el número de empresas no es elevado, pero suficiente para prever el relanzamiento del sector en el país.

En Zamora está situada la fábrica de producción de células fotovoltaicas Photo Bull, que operará en las antiguas instalaciones de Pevafersa. Cuenta ya con 17 empleados contratados de los 300 que tienen previsto contratar a lo largo del año.


Destacado: El mercado fotovoltaico en España ha cambiado, pero está vivo

DVH Technology está situada en Málaga, y se trata de una empresa de desarrollo, fabricación, comercialización de paneles solares para satélites de origen español. A pesar de que la empresa solo lleva 2 años operativa ya cuenta con tecnología instalada en el espacio.

Otra posible apertura es Aurinka, que pretende adquirir la antigua Silicio Solar situada en Puertollano. La oferta realizada ronda los 7 millones de euros y está pendiente de autorización de venta por parte del juzgado. De darse el caso, Aurinka generaría alrededor de 500 puestos de trabajo y realizaría mejoras tecnológicas en la fábrica que le permitan competir con el resto de fabricantes fotovoltaicos.

 

Existe una empresa que sobrevive al varapalo del sector en España y a la enorme competencia del mercado de paneles solares en el mundo. Su nombre es Atersa, filial de Elecnor, llamada a ser el gran fabricante de paneles solares europeo, capaz de competir con los gigantes del sector como Yingli Solar, Trina Solar, First Solar y otras más. Según comentaba el director general de Atersa, Virgilio Navarro, “en costes somos mucho mejores que ellos, no así con sus precios, ya que han hecho dumping en todos los grandes mercados”.A partir de ahora, con las medidas antidumping y los aranceles que se están imponiendo en algunos países, el mercado cambiará y la competencia será más limpia que hasta ahora.

Otra empresa del sector que promete y mucho es Graphenano, compañía experta en fabricación de grafeno a escala industrial, de la que ya hablamos en artículos anteriores. Ha dado mucho que hablar debido a la intención de fabricar en Yecla (Murcia) baterias con polímeros de grafeno.

Esto es una clara muestra de que la industria fotovoltaica está comenzando a vivir su segundo renacimiento. Nuestro país cuenta con las condiciones idóneas para el desarrollo del sector fotovoltaico. Gracias a estas nuevas instalaciones y al necesario apoyo al autoconsumo fotovoltaico, que llegará, se está volviendo a crear un mercado nacional, tecnológicamente capaz de competir con el mercado chino y con gran capacitación en I+D+I.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada