Banner grande margen izquierdo

Banner grande margen derecho

Banner arriba para móviles

Conociendo un poco más la aerotermia. Una forma eficiente y sencilla de climatizar tu hogar


La aerotermia es una energía de fuentes renovables que saca provecho de la energía contenida en el aire que nos rodea, para utilizarla para diferentes finalidades, siendo las más comunes la producción de agua caliente sanitaria y la climatización viviendas o espacios cerrados.

Para llevar a cabo su cometido, aerotermia utiliza una bomba de calor de tipo aire-agua que extrae la energía del aire exterior y se la aporta al sistema de calefacción y al sistema de agua caliente sanitaria, la cual funciona gracias a la electricidad. Estas bombas tienen que estar diseñadas incluso para obtener el máximo rendimiento en condiciones climáticas adversas.

Estos sistemas generalmente están diseñados para utilizarse en viviendas unifamiliares, aunque cada vez son más comunes en edificios comerciales. La instalación ideal para esta sería un sistema de calefacción de baja temperatura, como puede ser el suelo radiante.

Como cifra orientativa, se puede ahorrar un 50-55% de la factura en instalaciones de suelo radiante y un 15-20% en calefacción por radiadores. Es posible que la instalación esté amortizada en 2 o 3 años. Si además se combina con la energía solar térmica, se consiguen ahorros más considerables.

Cómo funciona la aerotermia

La obtención de calor del aire en invierno es posible gracias al funcionamiento de la bomba de calor. El aire frió también contiene energía que absorbe el refrigerante que circula por el sistema. La unidad exterior cede el frío al ambiente, es decir, funciona como evaporador en invierno. La interior en cambio, funciona como condensador, cediendo calor al agua. Un agua que después circula por el suelo radiante o radiadores para calentar nuestro hogar.

Las bombas de calor aerotérmicas tienen un coeficiente de funcionamiento COP de 4 o 5. Es decir, en condiciones óptimas de funcionamiento, por cada kWh eléctrico consumido puede producir de funcionamiento 4-5 kWh térmicos. Esto se traduce en que puede llegar a conseguir un 75% de energía renovable, siendo el 25% el consumo eléctrico de la bomba (ventilador y compresor). En caso de que no puedan aportar una temperatura correcta por temperaturas extremas, normalmente cuentan con un equipo automático de apoyo.

Es un sistema diseñado para climas templados, debido a su reducción de rendimiento a medida que la temperatura exterior disminuye. Si el aire está a varios grados bajo cero difícilmente podremos sacar mucha energía de él. Como se puede comprobar, al igual que la mayoría de energías renovables, la aerotermia también depende de las condiciones climáticas.

Entre sus ventajas, podemos encontrar que es una instalación sencilla que se adapta e instalaciones existentes, lo que evita más de una obra.

Relacionadas | Conoce el estándar Passivhaus. Viviendas con consumo energético casi nulo

No hay comentarios :

Publicar un comentario