Banner grande margen izquierdo

Banner grande margen derecho

Banner arriba para móviles

Menú superior y redes sociales

Ya se pueden juntar Powerwalls y Powerpacks de Tesla para ofrecer servicios a la red eléctrica



El Powerpack de Tesla se puede utilizar en multitud de aplicaciones. Hemos visto empresas que quieren reducir su factura de la luz a través de la reducción de la potencia pico y el aprovechamiento de la energía en horas valle. También hemos vistos sistemas combinados de baterías Powerpack y energía solar para alimentar la red eléctrica de islas donde principalmente se genera -o generaba- mediante combustibles fósiles. Otra opción ha sido poner grandes instalaciones de baterías en subestaciones o en lugares donde las empresas eléctricas han considerado idóneos para darle estabilidad a la red eléctrica.

Esta última aplicación es una de las que más éxito está teniendo, principalmente en el estado de California. Un lugar donde las energías renovables tienen una gran protagonismo en el mix eléctrico, algo que hace especialmente atractivo al almacenamiento de energía. Un ejemplo claro es este tipo de instalaciones son los 80 MWh de batería que tiene Southern California Edison.

Pues bien, ahora Tesla ha anunciado la llegada de una tecnología para combinar el uso de las Powerwall y los Powerpack, de tal forma que puedan trabajar de forma conjunta para satisfacer las necesidades de la red eléctrica.

Este tipo de servicio es popular en Alemania, donde las empresas eléctricas no sólo emplean almacenamiento de energía a gran escala, sino que también utilizan una gran cantidad de instalaciones residenciales más pequeñas a las que pueden acceder para controlar la carga.

Tesla tiene dos proyectos piloto donde ha probado la tecnología antes de lanzar oficialmente este servicio. El primero de ellos está en San José y cuenta con un total de 100 Powerwalls de primera generación, las cuales están equipadas con un inversor inteligente que permite que estas baterías puedan ser utilizadas para proporcionar energía reactiva y control de frecuencia. Juntas, hacne un total de 330 kW y 640 kWh de almacenamiento. Otro proyecto está siendo desarrollado en Santa Ana, y cuenta con  Powerwall 2 en viviendas para un total de 250 kW y 675 kWh de capacidad.

Ahora, Green Mountain Power ha lanzado un nuevo servicio en colaboración con Tesla que no solo incluye Powerwalls, sino que lo combina el uso de Powerpacks. Green Mountain Power podrá los Powerpacks en sus instalaciones y desplegará hasta 2.000 baterías Powerwall 2 a propietarios de viviendas dentro del territorio de la zona de servicio de la empresa. Los propietarios de viviendas que recibirán una Powerwall por un precio de 15 dólares al mes o una cuota única de 1.500, mientras que Green Mountain Power tendrá derecho a acceder a la energía de la batería para apoyar su red eléctrica.

Estos son los sevicios que ofrece este nuevo producto de Tesla, entre los que se encuentra: gestión dinámica de la demanda, regulación de frecuencia, control de tensión y potencia reactiva, backup...



Todo apunta a que en un futuro los coches eléctricos de la compañía californiana también serán capaces de participar en estos servicios, adelantándose a lo que será la red eléctrica del futuro.

Más información en la página web de Tesla.

Vía | Electrek 

Si quieres leer más noticias sobre energías renovables, no te olvides de seguirnos en Twitter o darle me gusta a nuestra página de Facebook.

No hay comentarios :

Publicar un comentario